Laboratorio – fase preanalítica

fases-laboratorio

Aunque el flujo exacto de cada laboratorio puede variar un poco, caben distinguirse dos flujos principales de trabajo. El flujo que está menos automatizado consiste en peticiones tradicionales, realizadas manualmente, y queda resumido en el siguiente esquema:

fase-pre-analitica-tradicional

El aquellos laboratorios donde es posible extender los sistemas de información fuera del ámbito del laboratorio, se suele usar un flujo mas automatizado, basado en petición electrónica:

fase-pre-analitica-electronica

  • Solicitud: La solicitud del análisis se efectúa por el doctor durante el encuentro asistencial, que puede ser en las consultas de atención primaria o de atención especializada, en urgencias o durante la hospitalización del paciente. En el caso de petición tradicional, el doctor rellena un formulario de papel que el paciente se lleva en mano. En el caso de petición electrónica, el doctor registra la solicitud en un terminal, y el paciente no necesita llevarse ningún documento (aunque suele ser normal, en el caso de pacientes ambulantes, darle algún papel para recordarle cuando y donde debe ir para que le efectúen la extracción). En el caso de petición electrónica este proceso se debe  hacer en los sistemas de historia clínica electrónica que integran toda la información clínica del paciente. Sin embargo hay sistemas, que o no tiene el módulo o este presenta deficiencias, por lo que hay algunos sistemas de laboratorio que gestionan este proceso.
  • Extracción: La extracción de sangre se efectúa por un enfermero, que decide los tubos que hay que extraer leyendo el volante que le da el paciente (petición tradicional) o bien consultándolo en un terminal (petición electrónica). A continuación etiqueta el volante y los tubos extraídos con etiquetas de códigos de barras que identificarán el análisis durante el resto del proceso. Los volantes y los tubos etiquetados son remitidos al laboratorio. En el caso de que el proceso esté informatizado, se suele utilizar el sistema de historia clínica electrónica, excepto en el caso de pacientes ambulantes que acudan al punto de extracción del laboratorio, donde se puede usar el sistema informático de laboratorio.
  • Derivación: Una solicitud puede contener pruebas que se realizan en distintos laboratorios. La separación y envio de muestras a cada laboratorio puede realizarse en el punto de extracción o a la llegada de las muestras al laboratorio principal dentro del proceso de clasificación. En el primer caso, mediante información suministrada al extractor en el sistema informático, se indica a donde va cada muestra extraída. Si existe petición electrónica, el sistema peticionario debe ser capaz de generar mensajes para los sistemas de laboratorio implicados en esa solicitud.
  • Transporte: Una vez extraídas las muestras en los puntos de extracción, estás deben ser llevadas al laboratorio, teniendo en cuenta fundamentalmente condiciones de temperatura. Si los puntos de extracción están alejados del laboratorio, el transporte se hace en neveras. Las neveras pueden llevar sensores de temperatuara que avisan al usuario si la temperatura sube por encima del máximo permitido, a fín de poder registrar incidencias.  Desde el punto de vista informático, este proceso abarca la logística de neveras, registrando horas de salida del punto de extracción, horas de  llegada al laboratorio y gestión de incidencias.
  • Recepción y clasificación: Al llegar al laboratorio, volantes y tubos se separan. Un administrativo registra los volantes en el sistema informático (solo petición tradicional) mientras que un técnico de laboratorio clasifica las muestras para las diferentes secciones del laboratorio (hematología, bioquímica, serología, microbiología, etc…) y si es preciso alícuota (subdivide) las muestras en varios tubos. Existe la posibilidad de realizar este proceso automáticamente mediante la conexión al sistema informático de laboratorio de aparatos clasificadores y alicuotadores. Como consecuencia de este proceso, queda registrada la llegada de las muestras al laboratorio (recepción), pudiéndose obtener listados de muestras no remitidas.
  • Siembras: Para el caso de pruebas microbiológicas que requieren medios de cultivo, el sistema de laboratorio, dentro del proceso de recepción y clasificación, puede informar al técnico de los medios necesarios y generar etiquetas para los mismos.

Una vez finalizado este proceso, las diferentes muestras han sido recepcionadas en el laboratorio y distribuídas a las secciones donde se realizarán las pruebas analíticas.

Por